91 730 14 11
91 730 14 11
C/ La Granja 39 BIS, Pol. Ind. de Alcobendas 28108 Alcobendas (Madrid)
Pide presupuesto

Mantenimiento de instalaciones térmicas en edificios

Abr 29 2022

Para aquellos edificios con calefacción central y ACS (Agua Caliente Sanitaria) necesitan un mantenimiento específico, proporcionando seguridad y un buen funcionamiento de los equipos.

Para realizar este mantenimiento, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) contiene una instrucción técnica (IT3), la cual obliga a diseñar programas específicos de mantenimiento de las tareas necesarias, así como del procedimiento de documentación y archivos de cualquier actuación preventiva y reparación que tenga lugar en la instalación.

Con ello se justifica cualquier intervención o modificación en la instalación y, a su vez, que cumpla con las exigencias establecidas en el mencionado RITE.

El plan de mantenimiento preventivo para instalaciones térmicas

Para la configuración del PMP se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. Recopilación de información técnica.
  2. Inventario de la instalación.
  3. Cumplimiento de ficha técnica: De forma paralela y simultanea a la configuración del inventario, se realiza una ficha técnica, la cual debe contener, como mínimo:
    • Identificación del equipo en cada sistema y función.
    • Datos y características técnicas de cada elemento (datos del fabricante).
    • Componentes singulares que lo configuran.
    • Frecuencia de revisión que se le asigne, según fabricante, o bien, según los protocolos de mantenimiento que se le apliquen.
    • Características del estado en el que se encuentran los componentes de la instalación.
  1. Selección de gamas o protocolos: Como complemento de los protocolos de revisiones de mantenimiento preventivo propuestos se deberán planificar las actuaciones de mantenimiento.
  2. Adaptaciones de intervenciones y frecuencias: Consecuentemente, los técnicos encargados de la confección del PMP específico deberán tomar las gamas genéricas propuestas como guía, y seleccionar y adaptar las tareas y sus frecuencias a las características necesarias de cada instalación.
  3. Planteamiento del servicio.
  4. La determinación de tiempos de intervención.
  5. Organización de los recursos técnicos: la organización de los recursos técnicos, humanos y materiales que se aplicarán a cada servicio deberá quedar reflejada en el PMP.

Estos son las actuaciones que se deben llevar a cabo para realizar un mantenimiento correcto de las instalaciones térmicas, y ATECALSA con su experiencia en el sector puede ofrecer un mantenimiento eficaz y seguro.

Categorías

Archivos