91 730 14 11
91 730 14 11
C/ La Granja 39 BIS, Pol. Ind. de Alcobendas 28108 Alcobendas (Madrid)
Pide presupuesto

Qué accesorios de seguridad has tener en casa

Oct 29 2021

En ATECALSA, pensamos en la seguridad de tu hogar. Con ella, también estaréis seguros tú y los tuyos.

Nosotros te ofrecemos una amplia gama de productos que reducen los riesgos que puede haber en una vivienda. Todos cuentan con los correspondientes certificados y homologaciones, y pasan por un exhaustivo control de calidad que garantiza su eficacia.

Entre los artículos, se encuentran los detectores de monóxido de carbono, gas, humo e inundación, así como los extintores de incendios. Se recomienda utilizar los primeros cuando en las casas hay calentadores de gas, calderas o estufas de leña. Estos detectores verifican la calidad del aire y, como su nombre indica, comprueban que no existan altos contenidos de monóxido de carbono. Este gas es resultante de la combustión y es venenoso cuando la exposición es prolongada.

Respecto a los detectores de gas, nos avisan cuando hay una fuga de este combustible y la concentración se considera tóxica. Aunque existen en el mercado muchos modelos, casi todos, emiten señales ópticas y acústicas para avisar.

Los de humo son los que hay que tener en los hogares o lugares de trabajo cuando se quiere prevenir incendios. Detectan tanto la presencia de humo como de llamas. Advierten de la fase inicial de un fuego, por lo que, en muchas ocasiones, el incidente no va a mayores porque se puede apagar con un extintor.

Los detectores de inundación se instalan, sobre todo, en sótanos, aparcamientos, salas de calderas, oficinas y laboratorios. Los hay de diferentes tipos, por ejemplo, con sonda para rodapié, en tubo…

Para terminar, hay que saber que existe una clasificación de extintores de incendios según los fuegos. Así, están los de clase A que están diseñados para las llamas producidas en madera, cartón o plástico. Los B, para combustibles líquidos, como el aceite, la gasolina o la pintura. Los extintores de clase C son los recomendados para incendios donde hay gas butano, propano o de ciudad. En lo que respecta al D, se emplean en fuegos originados en metales, como el magnesio, sodio o aluminio en polvo. Finalmente, los de la tipología F se instalan en las cocinas porque están diseñados para apagar fuegos derivados de aceites y grasas vegetales o animales.

Categorías

Archivos